domingo, 16 de diciembre de 2007

De vuelta

de vuelta
Esta asombrosa ausencia solitaria que de pronto transita los carriles me hace pensar en lo peor. ¿ Cómo no hube caído en la cuenta antes ? - me pregunto.
¿ Cómo fue posible que antes existieran paredes medianeras y pérgolas en las azoteas ? ¿ Cómo es que los edificios antes se repoblaban ? ¿ Cómo que el fragor del tráfico incansable se detenía impertinente en mi mirada ?
¿ Cómo pudo ser que antes hubiera bancos escondidos y metros repletos en la ciudad que me mira ahora sin sombras siquiera en los arcenes ?
¿ Cómo es que antes existían ascensores y andamios y tiendas de complementos ? ¿ Cómo es que ya no cuelgan los motivos navideños de las estanterías ?
¿ Y cómo es que en esta desolación que contemplo ha sido posible que todavía no te haya encontrado ?
(Me temo lo peor, ya digo)
¿ Cómo es posible no saber que nunca has existido ?

licencia


Y yo mismamente conduzco de vuelta un taxi que he parado y que me lleva de regreso de aquí a ningún sitio.



Vino





Y vino.

Y vino templando tabernas y vaciando agujeros.


Y vino.

Vino de años sonrojado, vino acallando nostalgias, vino esclareciendo noches, vino moviendo montañas.

Vino caliente de tacto, vino alegre de resacas.

Y vino. Vino.

Y más vino.

IDIOTA








Es inútil, no vale la pena
en invierno el sol no calienta
sino que se congela
y cae a trozos sobre mi
y me raja el alma

que a grito mudo se queja
toneladas de tristeza
mi mochila de cemento
y mi cabeza que no para de pensarte
y ¡cómo pesas!

Si no quieres escuchar, caminaté
si no me quieres mirar, pisamé
aun puedo ser la acera donde tu perro juega
o aprovechaté

Cómo una limosna me entregas
instantes de tu presencia
que me arranca mil sonrisas ciegas
un topo sé en tu indiferencia
que me mata dentro

Y esos ojos ya no se tropiezan
ni tiemblan cuando estoy cerca, no
ahora bostezan y se van
no importa donde

Si no quieres escuchar, caminaté
si no me quieres mirar, pisamé
aun puedo ser la perra que en tu olvido cojea
o aprovechaté

Aquí me ves quemando margaritas a tus pies
con la lengua ardiendo
y mi alma a la sombra de un ciprés
y tú con tu boca en cualquier bar de copas
regalando besos, perdiendo la ropa
no ves mi derrota
mira, no ves mi derrota

Tu cariño sale ya sin fuerza
como el cava en la botella
que lleva una vida abierta
y patético lo intenta
no juegue, no mienta

Nunca vi una mirada tan hueca
tan vacia de ganas
tan lejos cuando te acercas
y aun te ries cuando te sale mi tristeza

Y la vida te dará lo que me das
desde el barro quizás me recordarás
y te verás buceando, en tus podridos charcos
y allí te ahogarás

Aquí me ves quemando margaritas a tus pies
con la lengua ardiendo
y mi alma a la sombra de un ciprés
y tú con tu boca en cualquier bar de copas
regalando besos, perdiendo la ropa
no ves mi derrota

duele la pena, duele la pena
me mata el veneno de esa viuda negra
duele la pena, duele la pena
y me está matando esa mujer

Aquí me ves quemando margaritas a tus pies
con la lengua ardiendo
y mi alma a la sombra de un ciprés
y tú con tu boca en un bar de copas
regalando besos, perdiendo la ropa
no ves mi derrota
idiota, no ves mi derrota
idiota

sábado, 17 de noviembre de 2007

¿ Celos ?

CLICK/pequeña historia sobre celos




CELOS (Cesare Pavese)

1
Uno se sienta de frente y se vacían los primeros vasos
lentamente, contemplando fijamente al rival con adversa
mirada.
Después se espera el borboteo del vino. Se mira al vacío,
bromeando. Si tiemblan todavía los músculos,
también le tiemblan al rival. Hay que esforzarse
para no beber de un trago y embriagarse de golpe.

Allende el bosque, se oye el bailable y se ven faroles
bamboleantes -sólo han quedado mujeres
en el entarimado. El bofetón asestado a la rubia
congregó a todo el mundo para regodearse con el lance.
Los rivales notaban en la boca un gusto de rabia
y de sangre; ahora notan el gusto del vino.
Para liarse a golpes, es preciso estar solos,
como para hacer el amor, pero siempre está la noche.

En el entarimado, los faroles de papel y las mujeres
no están quietos con el aire fresco. La rubia, nerviosa,
se sienta e intenta reír, pero se imagina un prado
en que los dos contienden y se desangran.
Les ha oído vocear más allá de la vegetación.
Melancólica, sobre el entarimado, una pareja de mujeres
pasea en círculo; alguna que otra rodea a la rubia
y se informan acerca de si en verdad le duele la cara.

Para liarse a golpes es preciso estar solos.
Entre los compañeros siempre hay alguno que charla
y es objeto de bromas. La porfía del vino
ni siquiera es un desahogo: uno nota la rabia
borboteando en el eructo y quemando el gaznate.
El rival, más sosegado, ase el vaso
y lo apura sin interrupción. Ha trasegado un litro
y acomete el segundo. El calor de la sangre,
al igual que una estufa, seca pronto los vasos.
Los compañeros en derredor tienen rostros lívidos
y oscilantes, las voces apenas se oyen.
Se busca el vaso y no está. Por esta noche
-incluso venciendo- la rubia regresa sola a casa.

2

El viejo tiene la tierra durante el día y, de noche,
tiene una mujer que es suya -que hasta ayer fue suya.
Le gustaba desnudarla, como quien abre la tierra,
y mirarla largo tiempo, boca arriba en la sombra,
esperando. La mujer sonreía con sus ojos cerrados.

Se ha sentado el viejo esta noche al borde
de su campo desnudo, pero no escruta la mancha
del seto lejano, no extiende su mano
para arrancar la hierba. Contempla entre los surcos
un pensamiento candente. La tierra revela
si alguien ha colocado sus manos sobre ella y la ha violado:
lo revela incluso en la oscuridad. Mas no hay mujer viviente
que conserve el vestigio del abrazo del hombre.

El viejo ha advertido que la mujer sonríe
únicamente con los ojos cerrados, esperando supina,
y comprende de pronto que sobre su joven cuerpo
pasa, en sueños, el abrazo de otro recuerdo.
El viejo ya no contempla el campo en la sombra.
Se ha arrodillado, estrechando la tierra
como si fuese una mujer que supiera hablar.
Pero la mujer, tendida en la sombra, no habla.

Allí donde está tendida, con los ojos cerrados, la mujer no habla
ni sonríe, esta noche, desde la boca torcida
al hombro lívido. Revela en su cuerpo,
finalmente, el abrazo de un hombre: el único
que podría dejarle huella y que le ha borrado la sonrisa.

PIEL

Cuando se hace demasiado tarde y el primer amor aún no se ha pintado en los portales,
cuando la respuesta a los días de asueto son lágrimas y llagas en los capilares,
cuando la arruga de las estaciones ya ha sido demasiado transitada,
cuando el no y el si se repiten tantas veces en descalabros de citas imprecisas en ciudades inapropiadas,
cuando la esperanza en el encuentro de la parte perdida de la otra mitad del alma es vana,
cuando el corazón de roca se envilece latiendo en una vida que no es suya,
cuando el devenir ya no viene,
cuando el invierno es mañana.




La Rotonda

click rotonda pesadilla


el eco del adiós hecho de añicos de adióses es el adiós del eco hecho de añicos de ecos es


rotonda asesina click

viernes, 16 de noviembre de 2007

YA





No sabrás quien soy ni porqué vine.

No podrás pronunciar mi olor

ni dibujarme suspiros en la oreja

pues ya tu olvido imperdonable

jamás presentirá este amor

que fue y pudo haber sido.

Ya no hay canciones.

domingo, 28 de octubre de 2007

Cartas Clónicas (Amor a Roma)



Hoy como siempre zozobran los márgenes perfectos, se balancea el vacío en el contexto en blanco. Espumas de colores como sueños de fiebre revolotean sin rumbo y se desgranan neutrones que no existen, protones que desisten, electrones ignífugos que no dibujan guiños. Átomos huecos. Multitudes de espejos mirándose a sí mismos. Lencería de bits y píxeles cristalinos.

Soterradas las anotaciones en sobres impolutos. Lacrados sobres sin remite. Sin destino. Vacíos sobres. Certificados impecables de las palabras no escritas que no mienten la ausencia.

Ríos de de sobres de colores en blanco sin mensajes en letras ocultas engañosas.
Ríos de buzones llenos de sobres, colores en blanco sin mensajes de letras ocultas engañosas.
Ríos de sacas de correos llenos de sobres de colores en blanco sin mensajes en letras ocultas engañosas.


Felicidad en gris blanco casi transparente.
Tristeza en blanco camaleón opaco.

Amor al fin sin letras contrasentidas.
Al fin Roma indiferente.

ZONA DE TRÁNSITO




Tan sólo queda libre el enrevesado camino de las paralelas… tan sólo el callejón eterno sin salida… sólo pasar, pasar, pasar entre zarzales… saborear la silvestre fruta deliciosa, acidez de dulce empalagosa… si tú no quieres irte esta vez, yo no te busco…. si me quieres encontrar (quién sabe donde), deja señales diáfanas en la niebla, entre la intersección del dios que ya murió y el horizonte… da un salto, gira, retorna a este lado en el que espero, en el que lo que es es y es que no ha sido…

sábado, 13 de octubre de 2007

- ni los sábados

ni los domingos
ni los lunes
ni los martes
ni los miércoles
ni los jueves
ni los viernes

ahora todas las semanas son demasiado tarde



- a mi me lo vas a contar....



princesa....

I don't like saturdays




Y la casa encantada me susurra canciones, me susurra distancias inolvidables y otras maldiciones desmesuradas.
Con terror en los poros, acurrucámdome al fondo del sillón me prometo que al menos hoy no soñare que te encuentro en cada esquina.
Y salgo a la calle persiguiendo tus pasos. Escogiendo al azar los bares que describen tu voz en voz baja. Las farolas burlonas me miran bostezando.
Otra vez tu fantasma acaricia mis manos.
Y otra vez tiritando en la ausente avenida de la madrugada amanezco temblando.
Tú no quieres irte. Yo te sigo buscando.

DESDELAAHASTALAZ


Y QUE NOS IMPORTAN A NOSOTROS LOS CALENDARIOS Y LAS MANECILLAS DE LOS CREPUSCULOS... QUE NOS IMPORTA LA DANZA DE LOS SIGILOSOS PLANETAS... QUE NOS IMPORTA EL RIO, EL MAR, EL HORIZONTE... QUE LA NAVE ESPACIAL NI LOS PSICODELICOS AULLIDOS DE LO RELATIVO.

AL FIN Y AL CABO MI AMOR AMOR MIO

NOSOTROS SIEMPRE AUSENTES

NOS VEREMOS

AQUÍ


SOLOSIEMPRENTRE





DOSLETRAS

Y los relojes siguen marcando cicatrices






De repente el rumor del recuerdo de una sonrisa perdida le humedece los ojos que escapan atravesando el cristal nebuloso. El callejón se esconde, se apagó la farola. El vaho de su aliento de nuevo se posa en el cristal indefinido. Con incierta mano dibuja algún enigmático signo. Mira hacia el frente y repite una sonrisa incandescente que nadie escucha. Sin mirar ve ojos que no miran, sin hablar habla y nadie atiende. Gira, danza su danza de sombras esquivando seres que no existen. Canta, canta su canto de noche entre el matorral de esos corazones que no le acompañan. Fantasmas soeces que miran su rostro, como si fuera su alma estupefacta la que no existiera.



sábado, 6 de octubre de 2007

Nos Otros Vos Otros Ellos



Vivían mirándose sin verse rozándose sin tacto hurgando en los cajones la mano de uno en la del otro. Vivían persiguiéndose por el pasillo, haciendo ruido el uno al lado del otro sin oírse.

Buscaban las señales en las nubes tormentosas, esas mismas nubes, las mismas, cada tarde.

Cada noche, se difuminaban a los lejos algarabías de aves del crepúsculo, las mismas cada noche y cada noche soñaban y se amaban.

El uno al lado del otro se buscaban.

Vivían sin vivir apaciguando el deseo, vivían sin vivir y sin recuerdos soñaban que se soñaban, y se soñaban fundidos.

Cerraban la alacena sin buscar alimento. Murmuraban susurros en el agua sin mojarse los labios. Se amaban desde siempre y para siempre. Esperándose estaban sin remedio sus ansias.

Vivían el uno al lado del otro sin saberlo.

Y cada tarde las mismas nubes de tormenta en el crepúsculo helado venían a visitarles. Y cada tarde desde la triste ventana, el uno al lado del otro suspiraban a la nada. En tanto, las aves lejanas entre la algarabía de sus gritos pareciera les llamaran.

Siempre juntos y errantes sus almas sin descanso se esperaban. Espectros transparentes en la misma sala cada día sin saber que junto a uno, a su lado, el otro estaba. Estaban.

http://www.goear.com/listen.php?v=8fc1ff5

El/EllA





ÉL




No va a hallarle mas nunca espiando sus pasos, ni le cantará canciones mientras llega la tarde. No recorrerán sus ojos mas nunca sus letras minúsculas mientras sollozan errores. Ni sus labios deletrearán sus mayúsculas letras en tanto destrozan lágrimas.

Sé que se echan ( como a ti yo ) de menos. Que la soledad escuece. Que se harán ( como yo a ti ) el mismo mal que tú me hiciste. Sé que no habrá trampas ni artilugios que enmascaren sus derrotas. Y que en la guerra y en el amor no todo vale.















ELLA


No va a hallarle mas nunca espiando sus pasos, ni le cantará canciones mientras llega la tarde. No recorrerán sus ojos mas nunca sus letras minúsculas mientras sollozan errores. Ni sus labios deletrearán sus mayúsculas letras en tanto destrozan lágrimas.

Sé que se echan ( como a ti yo ) de menos. Que la soledad escuece. Que se harán ( como yo a ti ) el mismo mal que tú me hiciste. Sé que no habrá trampas ni artilugios que enmascaren sus derrotas. Y que en la guerra y en el amor no todo vale.


domingo, 30 de septiembre de 2007

Trescientas mil millas de insomnes respuestas no dadas

Trescientas mil miradas soportando un lágrima. Trescientos mil arroyos abasteciendo de nubes la alborada. Trescientos mil cortijos abandonados. Trescientos mil cortejos, quise decir. Quise decir y digo huella sin retorno. Y digo mapa indefinido. Y digo punto de llegada sin partida. Trescientos mil aquelarres entre las sombras del bosque. Trescientas mil sombras y trescientos mil bosquejos, bocetos y bostezos en la madrugada. Quise decir neblina mortecina húmeda neblina calor aplicable al estado del mundo, amor aplicable al estado del tiempo. Y hablando del tiempo, amanece nublado. Amanece radiante el sol en las antenas. Amanece callado el huracanado viento que quiebra las farolas. Amanece implacable el tornado destrozando palmeras. Trescientas mil palmeras arrasadas en las playas de levante. Y sopla el levante enmudecido. Quise decir el recuerdo del levante, aquí en lo hondo de Castilla, allí, trescientas mil nubes batiéndose en un duelo en alta mar. Aquí, pinares y zarzales de salinas, hebras arenosas que embadurnan mis manos. Quise decir que la arena salada entre los dedos construye castillos en el aire. Trescientas mil lecheras envasando pasteurizados quesos de cabras naturales. Quiero decir, ecológicas cabras que pastan a su antojo. Trescientas mil cabras berreando en el monte a la orilla del mar de trescientas mil olas batientes que no cesan. Y trescientas mil batallas en retirada. Trescientas mil palabras nuevas que nunca habré inventado para ti. Quise decir adiós de nuevo y buenos días. Trescientos mil saludos para mi imagen que se recorta en la pantalla del teléfono. Trescientas mil llamadas a cobro revertido. Trescientas mil llamadas que me hago y no te hice. Quise decir que ya he borrado tu número del chip de mi memoria programada. Quiero decir que ya no existes, corazón, que no te quiero, que nunca fuiste ni serás ni eres. Trescientas mil veces te lo repito, nunca te he escrito. Quise decir que no me nombres. Quiero decir, que para ti no existo, corazón que no te quiero, que nunca fuiste ni serás ni eres. Trescientas mil veces te lo repito. Trescientas mil veces repitiendo canciones, canciones que nunca te he escrito, porque en ninguna estación te he encontrado.




tú / yo



Si tengo el cuerpo roto y las esperanzas muertas
Porque me acostumbré a tenerte siempre cerca (…)
Y ahora, si te vas, no conozco mis fronteras
Tú y yo, tú y yo
Fuimos trigo, fuimos tierra
Tú y yo
Fuimos luz en las tinieblas
Tú y yo, tú y yo
Fuimos sol de madrugada
Y ahora, si te vas, ya no seremos nada.
Buscaré tu cuerpo en otro cuerpo extraño
Encontraré otras manos que me acaricien sin engaño
En otros labios nuevos yo sabré encontrar ternura
Palabras que me ayuden a olvidar mis viejas dudas (…)
Pronunciaré tu nombre y ya no me hará daño
Porque sabré olvidarte con el paso de los años
Y tú serás tan sólo una sombra de otro tiempo
Aparte de mi vida, pasajera como el viento
Tú y yo, tú y yo
Fuimos trigo, fuimos tierra
Tú y yo
Fuimos luz en las tinieblas
Tú y yo, tú y yo
Fuimos sol de madrugada
Y ahora, si te vas, ya no seremos nada.

TODOS LOS SEMÁFOROS


I

No se lo pensó.
Siguió el impulso que le hacia correr a buscarle.
Reconstruyó el rompecabezas de calles y rincones.
Recorrió cada esquina, cada portal, todos los semáforos.
Los pasos peatonales subterráneos.
Descubrió las estaciones de metro que tantas veces había mencionado en sus cartas (fueron tantas… las cartas, las postales, las fotografías, las llamadas….y de repente nada) y los autobuses rojos que rechinaban al frenar.
Tocó los muros de piedra de aquel edificio oficial mientras miraba la fotografía. Se fotografió a ella misma allí, en la misma postura. Entró en los bares en los que alguna vez el tomó café o copas excesivas. Pidió bebidas que jamás había probado, se emborrachó y cenó guisos insulsos en tascas para tristes solitarios.
Vio como sus bragas mojadas se congelaban en los tendales del alfeizar del ventanuco de la pensión, que daba al patio de luces inexistentes y comprendió que allí, la ropa era mejor tenderla dentro.
Se arrebujó bajo la manta pensando que un día él también recogió su calor en ella.
Y creyó percibir su presencia.
Pero no estaba.

II

Esa sensación de incertidumbre y vacío. El color amarillo de la tarde espesa de tormenta helada. El punzante dolor de pecho insoportable. La garganta seca. El temblor de manos. El frío. Las lágrimas ardientes. El terror. El pánico. La desesperación. La duda. La nada de nuevo. El vacío otra vez. El latido hueco del corazón aplastado. La casa incesante. Las paredes retumbando de silencio. La lluvia. El diluvio. Los chorros restallando en las paredes húmedas. Los vidrios empañados. El alma estupefacta. El mundo. La garganta seca. El punzante y fijo dolor de pecho insoportable. EL corazón que estalla de repente. Los semáforos de nuevo.

III

Ni rastro halló. Ni pista que no indagara. En ocasiones era sencillamente feliz al saber que pisaba donde sus pasos dejaron huellas de barro. Fueron física y química, biología y matemáticas. Ciencias, exactas. Y ahora si te vas ya no seremos nada…





(10 marzo 2007)

Variaciones sobre un mismo tema



Sólo una pared separaba sus corazones y jamás se habían visto Calles paralelas, ciudad atroz de rostros incompletos. Pero ellos dos nunca se habían visto. Latían sus almas de amor, pasión y el fuego de sus corazones estallaba a raudales en cada esquina. Pero nunca se vieron.
Dormían tan cerca que sus sueños se entrelazaban cada noche dando volteretas por el universo, pero nunca se vieron.
Se buscaban como locos en los días vacíos, en los vagones del metro, se extrañaban y añoraban, pero nunca se vieron.
Cada noche se plantaban frente a frente, pared con pared, buscando canciones, escribiendo poemas y citándose en la Red con extraños que no eran ellos, porque ellos nunca, nunca se habían visto.
Sin embargo su amor mutuo y correspondido, completo y perfecto hubiera sido, si aunque sólo de lejos, tan solo durante un segundo hubieran alcanzado a divisarse. Pero nunca se vieron.





Ella de este lado y el del otro. Una pared medianera que separa el mundo. Escasos centímetros de ladrillo como si fueran abismos insondables. Vidas paralelas, calles trasversales. Camas que casi se tocan. Almas que en sueños se reconocen. Dolor, soledad, espesura frondosidad en el alma y nada. Vidas vacías, calles eternas, paradas infinitas de trenes subterráneos. Ojos que no ven y sin embargo, corazón que siente. Letargo en la mirada, pechos palpitantes y helados, no obstante. Imperfecta realidad asombrosa, juventud que pasa, madurez que llega, infantil deseo voraz de volver al amor que no acontece. Jamás convergieron las avenidas. No pudieron encontrarse.






Paredes colindantes, edificios idénticos, portales, escaleras, ascensores. Grifos que gotean, bañeras humeantes paralelas. Soledad espeluznante, hastío, dolor, mi amor he de salir a encontrarte. Y nada. Jamás viajaron en el mismo vagón, ni subieron al autobús a un tiempo. Jamás se toparon en una esquina, ni tomaron juntos café en ese bar con entrada y salida a las dos calles. Silencio. Costumbre. Días lentos e inhabitables. Y jamás en esta vida se encontraron
.

(10 marzo 2007)

sábado, 21 de julio de 2007

Camino




Camino de regreso, camino sin retorno, camino hacia mi vera a la vera del camino. Camino a mi retorno. Retorno a mi camino. Camino a la llanura de mi alma so(´)la evaporándose en olas. Camino hasta la puerta. Hasta el zaguán de la avenida. Camino hacia el centro que ya no existe…. camino a la sombra del pinar, en la senda del manantial abandonado. Camino empinado cuesta abajo hasta mi corazón tranquilo. Camino solitario, camino improvisado. Camino a Roma irreversible, camino en llamas, camino, camino, camino, camino….



viernes, 6 de julio de 2007

jueves, 5 de julio de 2007

Pregunta: .....alguien dijo algo ??????

Respuesta:




ConSQ entes con SENcUenCIAS (mirando atrás)




No te veré este mes, ni el que viene.... ni en septiembre, octubre o noviembre... no te voy a felicitar la navidad ni te desearé de nuevo un próspero año nuevo.


Haré que te invada mi ausencia y que mi voz se calle por tus venas. Callaré el rumor que me susurras rotando siempre la peonza.


No quedan ya conjuntos de días para nosotros. Hay únicamente palabras mal escritas dichas y desdichas. Vacío descomunal. Comuna de vicios incompletos. No te voy a señalar el camino que aún no has recorrido, ni la autovía de peaje.


Tampoco tu me pongas metas que no me gusta correr. Ni a ti tampoco.


Por la carretera no transita nadie.
Vamos a sentar las bases en la encrucijada.


Tú estás ahí. Yo aquí.


Sigamos jugando desde nuestras privilegiadas posiciones de jugadores expertos. No quieras que me crea que hay un eslabón perdido en el que toparnos. Te diré que sí y será que no. Que son las reglas del juego.


No te diré que hoy, ni que mañana, ni que pasado, ni que nunca, ni que siempre.


Sigamos diciéndonos verdades de mentira. Júrame de nuevo fidelidad eternamente mientras te revuelcas explotando en otro cuerpo y ni siquiera pienses en mi. Que no me importa.


Cuando me canse este juego, no te preocupes, que me encargaré de romper y quemar con fuego nuclear esta baraja.

miércoles, 27 de junio de 2007

a galeras



Me dices "good bye" en tu nota, tan ricamente,
y no me hago a la idea de no volver a verte.
Si lo llego a saber, mimosa, no te bajo el puente,
me tiré de cabeza y me arrastró la corriente.

Este es mi destino,
al cabo de la calle estoy;
me siento como aquel ladrón
que busca su fortuna
en un callejón por donde nunca pasa nadie,
como un burro amarrado en la puerta del baile.

Mi primo, que tiene un bar, desde siempre me ha dicho,
y me consta que todo lo dice de muy buena fe:
tanto tienes, tanto vales; no se puede remediar.
Si eres de los que no tienen, a galeras a remar.

Y si sólo tengo amor,
qué es lo que valgo yo?
Si tengo ganas de bailar,
para qué voy a esperar?

Ahora necesito amor,
es mi única ambición;
como yo no sé bailar,
a galeras a remar.

Baila conmigo, amor,
que soy muy cariñoso, guapa,
que aunque muy chico y muy feo,
piloto de aeroplano soy.

Llévame al cine, amor,
y a comer un arrocito a Castellón.
Si total son cuatro días,,
"pa" qué vas a exprimirte el limón.
"Escolta", Piquer,
dame aire con tu abanico,
"que soc de Barcelona
i em moro de calor".

Si sólo tengo amor,
qué es lo que valgo yo?
Si tengo ganas de bailar,
para qué voy a esperar?

Ahora necesito amor,
es mi única ambición;
y como yo no sé bailar,
a galeras a remar.
Ahora necesito amor

domingo, 17 de junio de 2007

Vademecum (remedios de VillaDiego o keme las piro en castEllaNo)

Marcho, hoy decido que debo marcharme
di porque no lo has dicho antes tú,
que no podías más.

Dentro, de tu media sonrisa apagada,
he encontrado el pecado que hay,
y cómo podré amarte nunca más.

Juro que marcho lejos
de tu casa, y no sé
a dónde iré.

Yo te dejo ahora que puedo,
te dejo, no vendré a pedirte perdón,
pues has salido de mi corazón.

Juro que marcho lejos
de tu casa y no sé
a dónde iré.

Tiemblo al marcharme de un mundo sereno
y mi viaje termina en ti,
mas como podré amarte,
ahora di.

Juro que marcho lejos
de tu casa y no sé
a dónde iré.

Yo, te dejo ahora que puedo
te dejo ahora,
te dejo ahora que puedo,
ahora, ahora.


(Vado Via) 1973

nOOOOO!!!! no, no, nO ke_d_AndEn_Es NiKejas



Huyo por los andenes, certificando la muerte de algunos alquimistas.
Me delato por la comisura de tus labios fruncidos. Me voy y no lo siento. Me voy y no consigo entretenerme en la avenida.

Raudo el tren se avecina silbando y pasa de largo. Ese destino no era el tuyo ni el mio.
Cambio de anden. El viaje en sentido opuesto quizá sea lo único que quede con sentido en este viaje.
No llores.
Habértelo pensado antes.

Tantos billetes rotos. Tantas estaciones ni siquiera entrevistas.

Escogiste el punto de partida equivocado. Una palabra no vale nada, no vale de nada.

Construye un mundo de hadas si quieres, pero reafirma el deseo del príncipe encantado. Solo un deseo te pido. Sólo uno. Mas no das señales de vida.

Era sencillo. No había que recorrer montañas ni atravesar valles gélidos como dicen los cuentos. No te pedí heroicidades ni gigantes dragones para decorar mi ventana.

Te supliqué margaritas y me entregaste calles recién alquitranadas que me marean. Naturaleza muerta. Me entregaste el mayor desprecio pues mi deseo debió de parecerte poca cosa. Y el dolor que a mi me duele no lo entiendes.

Vas y vienes, vuelves y regresas para no decir nada. y lo que callas me hiela el alma.

Un simple deseo te pedí para demostrar que eras la rana encantada y que el hechizo había funcionado. Pero no.

Tu orgullo te ha vencido y el mio sigue intacto.

Regresaré sin tragedia al
blanco y negro. Ya he matado al rojo.

Posiblemente no se retuerzan las vias de nuevo y los caminos de hierro no volveran a cruzarse.

Posiblemente regreses y yo ya me habré ido.

Posiblemente.



A Toda Prueba



Sé que me engañas, que me engañas. Que me envenenas de celos y de arrogancia. Sé que no es a él a quién invocas. Y que mi lengua azul te ha disparado infierno.

Sé que estamos solos en esta mañana arrepentida.
Y que no hay retorno a las espinas.

Sabes que te engaño, que en mi cama no reinas tú, que ahora hay otra en el lamento de tu llanto despistado.

Que no estás y que ya no me arrepiento.
Tu soledad, la mía, mi fe, la tuya, que se han quebrado.

Los juramentos vacíos nos acechan sonriendo entre las ramas, las sombras de las ramas en la pared multiplicándose a través del agujero de la persiana. Y la ventana cerrada. Caleidoscopio fantasma. Colores en blanco y negro, tambaleantes sombras.

Retorno sin retorno. Mi cuerpo sin tu cuerpo. Tu almohada sin mi almohada.

Desdibujamos deseos, despintamos las miradas.

Balbuceando deseos olvidados. Olvidando la infiel locura de amarnos eternamente.

Vamos a sentirnos libres. Después no sentiremos nada.

Mas hoy no me sale susurrar a otros labios.
Escuchar otras miradas.
Pero es que aún hoy no se cómo hacerlo.
Pero mañana.
Tal vez mañana.
La prueba al fin, un día u otro será superada.

Y nos despertamos abrazados a abrazos que no hemos dado.
Y volvemos a intentar encontrarnos en las baldosas del baño.
En las puertas entreabiertas.
En los ceniceros olvidados.
Pero ya no nos buscamos.

domingo, 10 de junio de 2007

nidentronifuera, equilibriosraros,


rumbos lejanos, cadenas rotas, huellas invisibles, corazones recompuestos, corazones intactos, puertas de una sola dirección en espirales aleatorias, puertas abiertas en líneas rectas segmentadas, qué camino qué destino, las lineas que nunca serán escritas, las que se repiten, dolor evaporable, transparente oscuridad, luz difusa, el sol anacrónica visión puntual que ya no existe, verdades inciertas, incertidumbres ciertas, muñecos vírtuales que habitan este episodio, realidad ¿externa, interna? que nunca ha sido, dimensiones en caños oxidados desprovistos de manantiales de horas, horas petrificadas ante tu rostro estupefacto que ya no miro, diamantes rotos de un soplo, imposiblesirrompiblesburbrujasirrompiblesimposibles,


sábado, 9 de junio de 2007

fuera de mi



Album: Unplugged
Canción: Fuera de mi

Lentamente desvanezco y uso el viento de pretexto
Mi cabeza rueda en la escalera
Las miradas cínicas barren detalles que al final del día morirán,
Y digo : “ Todo se me escapa un paso más allá”.

Fuera de mí
En el umbral del mundo
Sin necesidad de entrar
Fuera de mí
Perdido en otro rumbo
Sin necesidad de volver.

Me encontré en un balcón
Con un ángel celestial que me devolvió mi cabeza
Me explicó cómo encontrarla cuando se desprende el alma
Conectándola a mi corazón
Y digo : “Todo se me escapa un paso más allá”.

Fuera de mí
Perdido en otro rumbo sin necesidad de volver
Solté los lazos que me atan fuera de mí.

Cuando el día se agotó
Sentí que era tiempo de regresarle pasos al camino
Pregunté de vuelta si todavía existía el amor
Nadie se digno a contestar.

Fuera de mí
En el umbral del mundo
Sin necesidad de entrar
Fuera de mí
Perdido en otro rumbo
Sin necesidad de volver
Solté los lazos que me atan
Dejando huellas que pisan
Fuera de mí.
(La Ley)

jueves, 7 de junio de 2007

Esperando... (la función debe continuar aunque el actor se muera)




Me mira con sus ojos que despiertan catástrofes por mi cuerpo, me sonríe relamiéndose los labios. Me habla de amor en términos imprecisos que despiertan mi corazón abotargado, se me muestra procaz, soez... y endiabladamente hermosa... bits de carantoñas y joyas pixeladas... hada de la nada... tanga verde oro que me mata.
Rastrea mi despertar, mi horario y me fulmina. Jura amarme por los siglos y las eras que han de llegar y que fueron.
Me troquelá troquelándose en mi como una efigie cuya perfección denota su existencia incierta... pero me arrastra. Su juego me aturulla y yo me muero por ella.
Cómo, cuándo, dónde... son las preguntas. Y con su incierta voz nunca responde.... Le pido compasión, que se apiade, mas con palabras sarcásticas me responde. Con infinitos bucles enlazados que empiezan y terminan empezando, terminando.
Soy un títere una marionetas en su teatrillo de gigas. No está, no estoy, nunca estuvimos.
Cuando el dolor derrotado me vence, entre sutiles lineas me dice que no esta sola... que es imposible.... que necesita mi espectro para componer su obra... que hay otro fuera... que dentro solo yo puedo ceñirme al papel que ella se inventa y que no es ella.

la trastienda



En la trastienda del desamor ocultos los sinsabores, desde la trastienda del amor disfrutaré de tu locura, en la trastienda del amor ya no hay pasajes para la lujuria.


En el inventario adjunto sólo figuran melancólicos besos no dados.



Aquí te espero, espero tu enfermedad como el agua del mayo pasado.



Volverás, lo sé, volverás.



Pero ruégale a tu dios que mi paciencia sea infinita.


domingo, 3 de junio de 2007

AdióseS

Adiós, se dice pronto, cinco letras reversibles como tantas.... no más.... adiós... recoger los equipajes de siempre siempre jamás, retorcer el cerrojo, tirar la llave, retornar a la simple ausencia del DesatinO.ControL en fase de paranoia crítica. Odiar el adiós que me estremece. Amar el odio que me aleja de ti. Término preciso. Adiós. Palabra exacta. Consecuencia irreversible. Libertad sin ira. Dolor airado. Llanto en descongestión. Barro sin polvo. Gigantes que se esconden en las cajas de cerillas. Pies de arcilla. Rocas oscilantes en centros de gravedad correctos. Adiós amor. Dejé tu toalla tendida al sol. Si acaso pasaras por aquí que no se te olvide recogerla.






Solo quería dejarte saber que...
Quizás no es la mejor forma, pero...
Que de la misma forma que yo
respete tu primer adiós…
Espero que tu también respetes que...

Eh, eh.

Que esta vez soy yo el que quiero irme...
Y que solo espero que puedas reconocer...
Y encontrarte algún día contigo misma...
Y que reconozcas una sola cosa...
Que yo soy el único que te ha amado."

Adiós.

Adiós me fui lejos de ti
Nade lo que llore pero llegue,
solo quise antes de marcharme
Decirte que algún día volveré amar
Y si hasta ese día he de llorar
No sabrás de mi te lo puedo asegurar
Y si algún día las cosas andan mal
Y necesitas un hombro donde llorar
Podrás llamar...
Quizás querrás que regrese...
Y será tarde ya...
(Será tarde ya)
Quizás querrás que regrese...
Y será tarde ya...
(Será tarde ya)

Adiós me fui lejos de ti
Nade lo que llore pero llegue,
solo quise antes de marcharme
Decirte que algún día volveré amar
Y si hasta ese día he de llorar
No sabrás de mi te lo puedo asegurar
Y si algún día las cosas andan mal
Y necesitas un hombro donde llorar
Podrás llamar...
Quizás querrás que regrese...
Y será tarde ya...
(Será tarde ya)
Quizás querrás que regrese...
Y será tarde ya...
(Será tarde ya)

"Y yo reconozco una cosa, que...
Quizás pasara el tiempo y yo...
No encuentre con quien compartir...
Pero seguiré luchando...
Pero a esta guerra tuya y mía.
Ya no le puedo decir más que si.
Seguiré mi camino, sigue el tuyo."

Adiós.

Será tarde ya...
Será tarde ya...
Será tarde ya…
Será tarde ya...
Será tarde ya...
Será tarde ya...
Será tarde ya...

Eliel!

Adiós.
Por
doN OMar

sábado, 2 de junio de 2007

Equipaje de largo recorrido: ida y vuelta






Este viaje de ida y vuelta a la desesperanza. Llegar y que no estés. Llegar y ya te has ido. Saber que te seguiré echando de menos. Coger la carretera sin pensarlo, no soltar el acelerador, no comer, no dormir mientras dure la partida. Estoy llegando a tu portal, llamo a tu puerta y ya te fuiste. Otra vez las sorpresas se derrumban y el destino quiere que no te vaya a encontrar en esta calle. ¿Donde estás?



Estoy aquí, quise venir a buscarte de improviso. Quise que no te escaparas si te anunciaba mi llegada. Llamo a tu puerta y nadie responde. Veo el paisaje enorme, los edificios desplomándose y esos rostros que nunca he conocido. ¿Donde estás?



Suena el teléfono. Qué decirte... no puedo reconocer esta derrota... Tuve que salir de viaje de improviso..., al fin contesta, ... una emergencia. ¿Y tú donde te encuentras? Oh yo.... yo también estoy fuera, me llamo una amiga para pasar el fin de semana en Aragón- contestó ella.

domingo, 27 de mayo de 2007

Ciencia Ficción



Vamos construyendo nuestra historia a golpe de tecla en este siglo confuso. Somos los pasajeros del ayer cuando en blanco y negro se vislumbraba el futuro. Pasado de pan y quesitos, colacao en las tardes de radio escuchando las voces de extraños que a veces aún recuerdo.


Mitad ayer mitad mañana, este instante se me ha hecho eterno.


Romper los limites rozar tu cuerpo escribiendo indecencias en las tardes de lluvia.


Mil recuerdos ya ordenados en buzones que abrimos cada día.


Pasan los días y el amanecer de siempre nos sorprende apenas.


Hay días blancos, días negros, días grises y marrones, días de colores de ácido lisérgico y otros ácidos colores de vinagre sulfúrico.


No tenemos tiempo. No tenemos sueño. No tenemos prisa. Pero tenemos prisa y sueño y tiempo suplicando noches de manos.


Mientras tanto el viaje impreciso, la llamada que no suena, la carta que no te escribo.


Sé que no te importa no verme, que pensarme es suficiente.


Sabernos ciegos, prisioneros amantes, demonios en la distancia, angeles en la oscuridad, sabernos príncipes sin rostro, extraños amigos, compañeros de un viaje feliz sin exigencias, sin horarios, sin retrasos ni sartenes humeantes. Por eso me araño la piel atravesando azulejos, te espío desde el vaho en la mampara del baño, te atrapo mientras duermes y te arranco las sábanas y la camiseta. Te persigo por la calle, voy a tu lado, de tu brazo, a tu paso y me miras de reojo en los escaparates.


Tú prefieres el dolor que te produzco en el alma, prefieres el roce de mis alas invisibles, no serás capaz de renunciar a tu pasión sin cuerpo, a tu diabloangelical domesticado, al disfraz de carne y piel que aún no has tocado...




...ya sabes: yo también tampoco...







¿Y tú cómo lo definirías?

sábado, 12 de mayo de 2007

más letras ajenas:

Oda a Walt Whitman





Por el East River y el Bronx
los muchachos cantaban enseñando sus cinturas,
con la rueda, el aceite, el cuero y el martillo.
Noventa mil mineros sacaban la plata de las rocas
y los niños dibujaban escaleras y perspectivas.
Pero ninguno se dormía,
ninguno quería ser el río,
ninguno amaba las hojas grandes,
ninguno la lengua azul de la playa.
Por el East River y el Queensborough
los muchachos luchaban con la industria,
y los judíos vendían al fauno del río
la rosa de la circuncisión
y el cielo desembocaba por los puentes y los tejados
manadas de bisontes empujadas por el viento.
Pero ninguno se detenía,
ninguno quería ser nube,
ninguno buscaba los helechos
ni la rueda amarilla del tamboril.
Cuando la luna salga
las poleas rodarán para tumbar el cielo;
un límite de agujas cercará la memoria
y los ataúdes se llevarán a los que no trabajan.
Nueva York de cieno,
Nueva York de alambres y de muerte.
¿Qué ángel llevas oculto en la mejilla?
¿Qué voz perfecta dirá las verdades del trigo?
¿Quién el sueño terrible de sus anémonas manchadas?
Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
he dejado de ver tu barba llena de mariposas,
ni tus hombros de pana gastados por la luna,
ni tus muslos de Apolo virginal,
ni tu voz como una columna de ceniza;
anciano hermoso como la niebla
que gemías igual que un pájaro
con el sexo atravesado por una aguja,
enemigo del sátiro,
enemigo de la vid
y amante de los cuerpos bajo la burda tela.
Ni un solo momento, hermosura viril
que en montes de carbón, anuncios y ferrocarriles,
soñabas ser un río y dormir como un río
con aquel camarada que pondría en tu pecho
un pequeño dolor de ignorante leopardo.
Ni un sólo momento, Adán de sangre, macho,
hombre solo en el mar, viejo hermoso Walt Whitman,
porque por las azoteas,
agrupados en los bares,
saliendo en racimos de las alcantarillas,
temblando entre las piernas de los chauffeurs
o girando en las plataformas del ajenjo,
los maricas, Walt Whitman, te soñaban.
¡También ese! ¡También! Y se despeñan
sobre tu barba luminosa y casta,
rubios del norte, negros de la arena,
muchedumbres de gritos y ademanes,
como gatos y como las serpientes,
los maricas, Walt Whitman, los maricas
turbios de lágrimas, carne para fusta,
bota o mordisco de los domadores.
¡También ése! ¡También! Dedos teñidos
apuntan a la orilla de tu sueño
cuando el amigo come tu manzana
con un leve sabor de gasolina
y el sol canta por los ombligos
de los muchachos que juegan bajo los puentes.
Pero tú no buscabas los ojos arañados,
ni el pantano oscurísimo donde sumergen a los niños,
ni la saliva helada,
ni las curvas heridas como panza de sapo
que llevan los maricas en coches y terrazas
mientras la luna los azota por las esquinas del terror.
Tú buscabas un desnudo que fuera como un río,
toro y sueño que junte la rueda con el alga,
padre de tu agonía, camelia de tu muerte,
y gimiera en las llamas de tu ecuador oculto.
Porque es justo que el hombre no busque su deleite
en la selva de sangre de la mañana próxima.
El cielo tiene playas donde evitar la vida
y hay cuerpos que no deben repetirse en la aurora.
Agonía, agonía, sueño, fermento y sueño.
Éste es el mundo, amigo, agonía, agonía.
Los muertos se descomponen bajo el reloj de las ciudades,
la guerra pasa llorando con un millón de ratas grises,
los ricos dan a sus queridas
pequeños moribundos iluminados,
y la vida no es noble, ni buena, ni sagrada.
Puede el hombre, si quiere, conducir su deseo
por vena de coral o celeste desnudo.
Mañana los amores serán rocas y el Tiempo
una brisa que viene dormida por las ramas.
Por eso no levanto mi voz, viejo Walt Whítman,
contra el niño que escribe
nombre de niña en su almohada,
ni contra el muchacho que se viste de novia
en la oscuridad del ropero,
ni contra los solitarios de los casinos
que beben con asco el agua de la prostitución,
ni contra los hombres de mirada verde
que aman al hombre y queman sus labios en silencio.
Pero sí contra vosotros, maricas de las ciudades,
de carne tumefacta y pensamiento inmundo,
madres de lodo, arpías, enemigos sin sueño
del Amor que reparte coronas de alegría.
Contra vosotros siempre, que dais a los muchachos
gotas de sucia muerte con amargo veneno.
Contra vosotros siempre,
Faeries de Norteamérica,
Pájaros de la Habana,
Jotos de Méjico,
Sarasas de Cádiz,
Ápios de Sevilla,
Cancos de Madrid,
Floras de Alicante,
Adelaidas de Portugal.
¡Maricas de todo el mundo, asesinos de palomas!
Esclavos de la mujer, perras de sus tocadores,
abiertos en las plazas con fiebre de abanico
o emboscadas en yertos paisajes de cicuta.
¡No haya cuartel! La muerte
mana de vuestros ojos
y agrupa flores grises en la orilla del cieno.
¡No haya cuartel! ¡Alerta!
Que los confundidos, los puros,
los clásicos, los señalados, los suplicantes
os cierren las puertas de la bacanal.
Y tú, bello Walt Whitman, duerme a orillas del Hudson
con la barba hacia el polo y las manos abiertas.
Arcilla blanda o nieve, tu lengua está llamando
camaradas que velen tu gacela sin cuerpo.
Duerme, no queda nada.
Una danza de muros agita las praderas
y América se anega de máquinas y llanto.
Quiero que el aire fuerte de la noche más honda
quite flores y letras del arco donde duermes
y un niño negro anuncie a los blancos del oro
la llegada del reino de la espiga.

Federico García Lorca



http://www.goear.com/listen.php?v=4dbcc19

Palabras en

Cart_a_jena (de Indias)


Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante un muro ciego.

Te sentirás acorralada
te sentiras perdida y sola
tal vez querrás no haber nacido.

Yo sé muy bien que te dirán
que la vida no tiene objeto
que es un asunto desgraciado.


Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en tí como ahora pienso.

Un hombre sólo una mujer
así tomados de uno en uno
son como polvo no son nada.

Pero cuando yo te hablo a tí
cuando te escribo estas palabras
pienso también en otros hombres.

Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.


Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en tí como ahora pienso
.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor tendrás amigos.

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Perdóname no sé decirte
nada más pero tú comprende
que yo aún estoy en el camino.

Y siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en tí como ahora pienso.


PALABRAS PARA JULIA
(José Agustín Goytisolo)



viernes, 11 de mayo de 2007

Hey Jude


Oye Judas

Hey Jude, don´t make it bad
Oye, Judas, no lo estropees
Take a sad song and make it better
Coge una canción triste y mejórala
Remember to let her into your heart
Recuerda que has de hacerle un sitio en tu corazón
Then you can start to make it better

Sólo entonces podrás comenzar a mejorarla

Hey Jude, don´t be afraid
Oye, Judas, no tengas miedo
You were made to go out and get her
Naciste para salir y hacerla tuya
The minute you let her under your skin
En el momento en que la metas bajo tu piel
Then you begin to make it better
Entonces comenzarás a mejorarla

And anytime you feel the pain
Y cuando te sientas angustiado
Hey Jude, refrain
Oye, Judas, detente
Don´t carry the world upon your shoulders
No cargues con el mundo a tus espaldas
For well you know that it´s a fool
Porque sabes muy bien que es un tonto
Who plays it cool
El que no se deja emocionar
By making his world a little colder
Y hace que su mundo sea un poco más frío

Hey Jude, don´t let me down
Oye, Judas, no me falles
You have found her, now go and get her
Ahora que la has encontrado, ve y hazla tuya
Remember, hey Jude, to let her into your heart
Recuerda, oye, Judas, que has de hacerle un sitio en tu corazón
Then you can start to make it better
Sólo entonces podrás comenzar a mejorarla

So let it out and let it in
Así pues, libérala y déjala entrar
Hey Jude, begin
Oye, Judas, empieza ya
You´re waiting for someone to perform with
Estás buscando a alguien con quien actuar

And don´t you know that it´s just you
¿Y no sabes que eres precisamente tú?
Hey Jude, you´ll do
Oye, Judas, lo harás
The movement you need is on your shoulder
El movimiento que necesitas está en tus hombros

Hey Jude, don´t make it bad
Oye, Judas, no lo estropees
Take a sad song and make it better
Coge una canción triste y mejórala
Remember to let her under your skin
Recuerda que has de meterla bajo tu piel
Then you´ll begin to make it better
Sólo entonces podrás comenzar a mejorarla



http://www.goear.com/listen.php?v=e342c81

No te confundas, cuando te digo adios es para siempre (balada de mayo para saxofones y maletas arrepentid@s)




AMOR, dicho repetidamente en cada paso, calle, cuesta sube, alameda, baja sendero, silbidos en lontananza, aullidos, calambres, monóxido de carbono, llantas, monstruos ruidosos, polifásicas miradas (viernes sábado domingo), sube domingo, baja esperanza, corre, corre; químicamente se cayó la falda y bioquímicamente funcionan las glándulas sudoríparas. En Mayo. A ventitantos. Está muerto quisiera por siempre el perfumante muerto. Ya las violetas se respiran. Hace liturgia. ¡ UN MAR !. Por favor un mar..... No, la esquina, amor, amor, amor, la esquina, no. Nadie. No existe. No existe...no queda nada. No más visiones premonitorias. Fuera. Un combinado, C.C. / Ginebra. Más Mayo. Un clavel. Nada rústico queda en la intachable capilosidad dermática ojera. No ha reventado... bum!!! el músculo primordial no ha reventado en estallido de leucocitos y hematíes. Apacible estado: cual manzana ingrávida por los siglos de los siglos, redondeces preñadas de entramados arácnidos: todo el manzano de polvo acontecido, todo un paisaje detenido como dormitorios cerrados por los siglos de los siglos. Apacible estado.

No acudir no jamas a la llamada...

... ven... ven....

... no acudir no jamás a la llamada...

... ven... ven...

... no acudir no jamas a la llamada....




(... si espera amor, espera espera.....)

martes, 8 de mayo de 2007

Lucy In The Sky With DiamondsThe

Composição: John Lennon
Picture yourself in a boat on a riverWith tangerine trees and marmalade skiesSomebody calls you, you answer quite slowlyA girl with kaleidoscope eyes
Cellophane flowers of yellow and greenTowering over your headLook for the girl with the sun in her eyesAnd she's gone
Lucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamonds
Follow her down to a bridge by a fountainWhere rocking horse people eat marshmallow piesEveryone smiles as you drift past the flowersThat grow so incredibly high
Newspaper taxis appear on the shoreWaiting to take you awayClimb in the back with your head in the cloudsAnd you're gone
Lucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamonds
Picture yourself on a train in a stationWith plasticine porters with looking glass tiesSuddenly someone is there at the turnstileThe girl with kaleidoscope eyes
Lucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamondsLucy in the sky with diamonds


Lucy no céu com diamantes
Pinte você mesmo em um barco em um rioCom pés de tangerina e céus de marmeladaAlguém o chama, você responde muito lentamenteUma menina com olhos de caleidoscópioFlores de celofane amarelo e verdeSobressaindo sobre sua cabeçaProcure a menina com o sol nos olhose ela se foiLucy no céu com diamantesLucy no céu com diamantesLucy no céu com diamantes, ahSiga-a até uma ponte por uma fonteOnde povos de cavalos de pedra comem tortas de marshmallowTodos sorriem quando você vagueia pelas floresIsso cresce de forma tão inacreditávelTáxis de jornal aparecem nas orlasEsperando para levá-lo emboraEscale a parte de trás com sua cabeça nas nuvense você se foiLucy no céu com diamantesLucy no céu com diamantesLucy no céu com diamantes, ahPinte você mesmo em um trem em uma estaçãoCom porteiros de plasticine com gravatas de espelhoDe repente alguém está na catracaA menina com olhos de caleidoscópioLucy no céu com diamantesLucy no céu com diamantesLucy no céu com diamantes, ahLucy no céu com diamantesLucy no céu com diamantesLucy no céu com diamantes, ah

Todo está controlado en el Castillo (o la cita imposible)


Estaba todo previsto, nada al azar, ningún cabo suelto, ninguna hazaña imposible, todo coherente y ordenado, sin embargo, algo falló... en el teléfono nadie contestaba... era la hora, el dia, el lugar indicado... pero el verdugo no entendía de citas... el golpe fue certero... el apagón dejó a oscuras la ciudad (cómo se suele decir) ... bueno la mitad aproximadamente.... los semáforos no funcionaban, ni el metro, los atascos, los claxon enfurecidos... y el teléfono olvidado en la repisa del lavabo.... un loco cortacables con un hacha hizo que en está ocasión también la cita fuera imposible....





Across the universe

Las palabras surgen a raudales como una lluvia infinita en un vaso de papel
Se deslizan al pasar
Desaparecen a través del universo
Charcos de tristeza, olas de alegría flotan en mi mente abierta
Poseyéndome y acariciándome
Jai Guru De Va Om
Nada cambiará mi mundo
Nada cambiará mi mundo

Imágenes de luz encima bañando ante mí como un millón de ojos
Que me llaman y me llaman a través del universo
Pensamientos serpenteando como un viento inquieto en un buzón
Tambaleándose ciegamente en su camino a través del universo
Jai Guru De Va Om
Nada cambiará mi mundo
Nada cambiará mi mundo

Sonidos de risas y sombras de tierra resuman en mi vista abierta
Incitándome e invitándome
Un amor imperecedero y sin límites brilla a mí alrededor como un millón de soles
Llamándome y llamándome a través del universo
Jai Guru De Va Om
Nada cambiará mi mundo
Nada cambiará mi mundo


(Lennon/McCartney)


Words are flowing out like endless rain into a paper cup
They slither wildly as they slip away across the universe
Pools of sorrow, waves of joy are drifting through my open mind
Possessing and caressing me
Jai Guru Deva OM

Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world

Images of broken light which dance before me like a million eyes
They call me on and on across the universe
Thoughts meander like a restless wind inside a letter box
They tumble blindly as they make their way across the universe
Jai Guru Deva OM

Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world

Sounds of laughter shades of live are ringing through my open ears
Inciting and inviting me
Limitless undying love which shines around me like a million suns
It calls me on and on, across the universe
Jai Guru Deva OM

Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world
Nothing's gonna change my world

Jai Guru Deva
Jai Guru Deva
Jai Guru Deva
Jai Guru Deva
Jai Guru Deva (fade out)

http://www.goear.com/listen.php?v=abc0eb8

e/lecciones






Elegí yo. Sí. Jajajajajaja…. Yo escogí esta casa, esta esquina y el caso es que me ofrecieron otras y vi, en la cara del que me la vendió, un no se que que recuerdo perfectamente y que me dio mala espina y sin embargo, cabezota, compré esta casa absurda…. Y soñé que pasaban cosas en ella y que no era así la casa de mi vida cuando me desperté gritando hijos de puta en una noche de verano con las ventanas abiertas…. Otra pesadilla insufrible de tantas, y sin embargo, me metí de cabeza en esta cueva y se abrieron las raíces del infierno, mientras empecé a enloquecer un poco más y se me acercaban otras visiones raras…. Y hasta aquí llegaste, en silencio, como entonces, como siempre… tú también elegiste esta morada…. Quizás existe un plano preciso que desconozco con las coordenadas señaladas en rojo fosforescente… Qué putada. Aquí estamos, mirándonos sin apenas entender nada … veo tu dedo que me señala…. Me asombro y no comprendo, porque el mío también está dibujando tu cara.






Within you, Without you/Tomorrow Never Knows





We were talking
about the space between us all
and people who hide themselves
behind a wall of illusion
never glimpse the truth
then it's far too late
when they pass away

We were talking
about the love we all could share
When we find it
to try our best to hold it there
with our love, with our love
we could save the world
if they only knew

Try to realize it's all within yourself
no one else can make you change
And to see you're really only very small
and life flows on within you and without you

We were talking
about the love that's gone so cold
and the people who gain the world
and lose their soul
They don't know, they can't see
Are you one of them

When you've seen beyond yourself
then you may find
peace of mind is waiting there
And the time will come
when you see we're all one
and life flows on within you and without you





Estávamos conversando sobre o espaço entre nós
E as pessoas - as quais se escondem
atrás de um muro de ilusão
Nunca avistam a verdade
Então e demasiado tarde
Quando eles morrem.
Estávamos conversando sobre o amor
Nós todos poderíamos compartilhar - quando o encontrássemos
Tentar ao máximo mantê-lo lá - com nosso amor
Se eles apenas soubessem
Tente perceber, está tudo dentro de si mesmo
Ninguém mais pode causar uma mudança
E ver (que) você é realmente e apenas muito pequeno
E a vida flui adiante com você e sem você
Estávamos conversando sobre o amor que se tronou tão frio
E as pessoas que ganham o mundo e perdem sua alma
Elas não sabem - elas não podem ver
Você é uma delas?
Quando tiver visto além de si mesmo
Então poderá encontrar paz mental
Está esperando ali
E a época chegará
Quando você ver (que) somos todos um
E a vida flui adiante com você e sem você

Recuerdos



No quiso ser recordado, jamás pretendió aparcar sus palabras en el alma de nadie, no soñó con el aplauso, ni el triunfo, ni la fama… pasajeros desconocidos guiaban sus manos y amaba los bolígrafos de tintas olorosas, el perfume del papel nuevo y el aroma a tiempo de los cuadernos gastados en los que aun quedaban páginas por escribir…. Dejaba que sus manos se deslizaran por los mensajes, escribió vocablos huecos que era incapaz de recordar al día siguiente… nadie respondía, nadie se adentraba, no había perfiles en los días que se ajustasen al pulso de la notas …quería solamente que alguien entendiera sus palabras, dialogar en los términos insustanciales y volátiles en los que su alma divagaba… escribía palabras de amor perfectas que no reflejaban nada… pasaron los segundos, los minutos, los cuartos de horas, las medias horas, los medios días, las medias noches, días completos pasaban semanas, meses, años… y nada…. Quedaron los papeles acumulando de nuevo olor a polvo amarillo en carpetas azules y naranjas… hasta que un día pasó un ángel que le hizo despertar y al mirar las letras comenzó a interpretar las señales anunciadas y rescató la paranoia, el vértigo y el paraíso… que no son nada, nada, la vida es un segundo y no importa lo que su corazón pretenda, lo que su alma vislumbre lo que su cerebro alimenta… dentro de poco no quedará nada… está ya todo ardiendo en esta hoguera que se consume cada vez mas cerca del sol… y los hielos se derriten, las nubes cantan… el azufre es irrespirable… pero yo le sigo recordando.
ecoestadistica.com